La nueva norma EN ISO 20345: un gran avance para el calzado de seguridad

El norma EN ISO 20345 es una referencia esencial para fabricantes y usuarios de calzado de seguridad. Recientemente ha evolucionado, con cambios significativos en los ámbitos de la resistencia al deslizamiento, la perforación, las categorías de protección y los requisitos adicionales. En este artículo, examinaremos estos cambios en detalle y comprenderemos su impacto en los profesionales del sector y los trabajadores afectados.

Resistencia al deslizamiento: pruebas reforzadas

La resistencia al deslizamiento es un criterio esencial para garantizar la seguridad de los trabajadores en el lugar de trabajo. En la nueva norma EN ISO 20345, las pruebas se han ajustado para responder mejor a las exigencias del mundo profesional. La principal novedad es la desaparición de la prueba completa de resistencia al deslizamiento. A partir de ahora, las pruebas evaluarán no sólo la resistencia al deslizamiento hacia delante del talón de calzado, sino también la resistencia de la suela hacia atrás. Este desarrollo nos permitirá obtener resultados más completos y fiables en términos de seguridad.

Para evaluar la resistencia al deslizamiento se realizan dos pruebas: la primera en un suelo cerámico con revestimiento detergente y el segundo en un baldosas de cerámica recubiertas de glicerina. La primera prueba corresponde al requisito fundamental de la norma, sin marcado específico. La segunda prueba, en cambio, corresponde al marcado "SR", que es un requisito adicional.

Perforación: requisitos más estrictos

La protección antipinchazos es esencial para los trabajadores expuestos al riesgo de lesiones por objetos punzantes. La nueva norma EN ISO 20345 introduce requisitos más estrictos en materia de resistencia a la perforación. Esto incluye el uso de nuevos materiales y nuevos métodos de fabricación para las suelas y refuerzos del calzado de seguridad.

Los fabricantes están ahora obligados a garantizar una mejor protección contra la perforación y responder a criterios más exigentes en términos de resistencia y durabilidad. Estas mejoras garantizan una protección óptima de los trabajadores y limitan el riesgo de accidentes relacionados con la perforación.

Nuevas categorías de protección: una gama adaptada a cada profesión

La norma EN ISO 20345 abarca ahora nuevas categorías de protección para el calzado de seguridad. Estas categorías se definen en función de los riesgos específicos a los que están expuestos los trabajadores en el ejercicio de su profesión. Nos permiten ofrecer calzado adaptado a las necesidades de cada profesión.

Las nuevas categorías de protección incluyen calzado para humedalesa entornos con riesgo de caída de objetos pesados o a trabajadores expuestos a sustancias químicas. Cada zapato está diseñado para ofrecer la máxima protección en un contexto profesional concreto, garantizando una seguridad óptima para los trabajadores.

Requisitos adicionales: mayor personalización

La nueva norma EN ISO 20345 también prevé requisitos adicionales para el calzado de seguridad. Estos requisitos permiten responder a necesidades de protección específicas, en función de los riesgos a los que están expuestos los trabajadores. Se refieren, por ejemplo, a resistencia al calorel perforación o el diapositiva.

Estos requisitos adicionales hacen que el calzado de seguridad pueda personalizarse más, lo que permite a los fabricantes ofrecer modelos adaptados a cada profesión y entorno de trabajo. También contribuyen a mejorar la seguridad de los trabajadores, al garantizarles unos equipos de protección individual (EPI) cada vez más eficaces y adaptados a sus necesidades.

Garantía de calidad y seguridad para los trabajadores

La nueva norma EN ISO 20345 supone un verdadero avance para el calzado de seguridad. Los cambios introducidos en materia de antideslizamiento, perforación, categorías de protección y requisitos adicionales permiten ofrecer a los trabajadores equipos de protección individual cada vez más eficaces y adaptados a sus necesidades.

Estos acontecimientos dan fe de la importancia que se concede a la seguridad y calidad del calzado de seguridad, sino también el deseo de los fabricantes y los organismos reguladores de satisfacer las expectativas de sus clientes. profesionales y trabajadores.

Comparta este artículo:
Anteriormente

Chessboxing, el deporte que combina ajedrez... ¡y boxeo!

La pistola de masaje, una aliada para aliviar dolores y contracturas

Siguiente