Cómo elegir el peinado según la forma de tu cara (mujer)

Seguro que ya te has dado cuenta de lo mucho que puede cambiar el peinado el aspecto de una mujer. Y eso puede ir en cualquier dirección. Un buen peinado puede iluminar el rostro, añadir encanto y, a veces, incluso hacer que una persona parezca más joven. En cambio, un mal peinado puede no realzar los rasgos de una persona, no adaptarse a su personalidad o, lo que es peor, hacerle parecer unos cuantos años mayor.

A la hora de elegir el peinado, al igual que con las gafas, es importante tener en cuenta la forma de la cara. Esto se conoce generalmente como morfología facial. El objetivo es encontrar un equilibrio entre la forma de tu cara y tu peinado para armonizar tu fisonomía general.

Sigue nuestros consejos para conocer con precisión la forma de tu rostro y, a continuación, descubrir el peinado o peinados que mejor te sentarán y te harán lucir lo mejor posible.

Conocer la morfología (forma) de su cara

Aunque pueda no resultar obvio, en general existen seis (06) formas de cara principales. Para determinar la forma de tu cara, y si tienes el pelo largo, empieza tirando de tu cabello hacia atrás para que destaque tu rostro y resalte sus contornos. A continuación, colócate frente a un espejo y consulta las descripciones y fotos que aparecen a continuación. Una de estas formas debería resultarte familiar:

1. Cara redonda

Esta forma se caracteriza por su suavidad y un contorno facial circular. La frente no suele ser demasiado ancha, al igual que la mandíbula. Por tanto, la frente y la mandíbula tienen casi la misma anchura. Un rostro redondo suele ir acompañado de pómulos también redondeados.

2. Cara ovalada 

A menudo hablamos de la forma ideal y perfecta del rostro cuando se trata de un rostro ovalado. Rasgos armoniosos, sin ángulos agudos, una frente amplia combinada con una mandíbula algo menos pronunciada.

3. Cara oblonga (alargada)

De forma rectangular y muy larga, como su nombre indica. Esto da la impresión de una cara estrecha. La mandíbula es generalmente delgada y ligeramente redondeada.

4. Cara cuadrada

La longitud de la cara es casi igual a su anchura. Un rostro cuadrado se distingue sobre todo por una mandíbula bastante ancha, que a su vez es cuadrada. El mentón es generalmente plano y poco puntiagudo, mientras que las mejillas son significativamente anchas.

5. Cara de diamante o rombo

Lo que distingue a esta forma de rostro de las demás es la frente y la barbilla, ambas muy estrechas en relación con el centro de la cara. De ahí la asociación con un rombo.

6. Cara en forma de corazón

Un rostro en forma de corazón dibuja una frente amplia, más ancha que el resto de la cara, que se estrecha gradualmente hasta llegar a la barbilla.

Elegir el peinado adecuado para la forma de tu cara

Pasemos ahora al meollo de la cuestión: encontrar los peinados que más te favorecen y te hacen lucir mejor:

1. El peinado adecuado para una cara redonda

Si tienes la cara redonda, elige un peinado que rompa la redondez, aporte longitud a tu rostro y juegue con la asimetría para acercarte a una forma ovalada. Lo ideal es que tu pelo sea largo o de longitud media. Los peinados con volumen en la parte superior o con mechas en los laterales alargarán tu rostro y le darán mayor armonía. Ten en cuenta que debes evitar los flecos Un flequillo recto acentúa la anchura de la cara, y es mejor sustituirlo por un flequillo asimétrico en diagonal (a un lado).

2. El peinado adecuado para un rostro ovalado

¿Tienes la cara ovalada? Alégrate, porque un rostro ovalado se considera fisionómicamente perfecto. Los rostros ovalados pueden llevar casi cualquier peinado. Así que hazte un favor y prueba diferentes cortes de pelo, y quién sabe, quizá te enamores.

Mujer joven con rostro ovalado
Mujer joven con rostro ovalado

3. El peinado adecuado para una cara oblonga

Los rostros oblongos pretenden reducir el aspecto alargado y acercarse al óvalo. Un flequillo bajo (recto o en diagonal) cumplirá perfectamente esta función al ocultar la frente, reduciendo así la distancia al mentón. Deben evitarse los peinados cortos y muy rectos. Siempre que sea posible, es preferible mantener el pelo de longitud media o incluso largo con volumen en los laterales para ensanchar el rostro.

4. El peinado adecuado para un rostro cuadrado

Llevar el pelo largo hasta más allá de la barbilla es recomendable para quienes tienen la cara cuadrada. La longitud del pelo se utiliza para enmascarar ligeramente la línea de la mandíbula, que es más masculina que femenina. Los flequillos laterales que cubren parte de la cara, como la mandíbula, son una buena forma de suavizar los bordes. Del mismo modo, los flequillos peinados de lado (en diagonal) disimularán una frente cuadrada y le darán unas proporciones ovaladas más armoniosas. Por otro lado, debes evitar los flequillos rectos, que tienden a estrechar la frente, y el corte cuadrado, que, como su nombre indica, no te sentará bien, pues tu cara ya es suficientemente cuadrada.

5. El peinado adecuado para un rostro en forma de diamante o rombo

Volumen. Los peinados con volumen son necesarios para disimular una frente y una coronilla estrechas, características del rostro de diamante. Sin embargo, es importante asegurarse de que el volumen se distribuye principalmente de forma lateral (en los lados) y no en la parte central de la cabeza. No se recomiendan los cortes cortos o muy rígidos.

6. El peinado adecuado para un rostro en forma de corazón

Para alejar la atención de la frente ancha en un rostro en forma de corazón, al tiempo que se resaltan los ojos, los flequillos laterales son ideales. Este truco funciona igual de bien con el pelo corto que con el largo. Y para no agravar el aspecto puntiagudo de la barbilla, no se recomiendan en absoluto los peinados con volumen en la coronilla (parte superior de la cabeza). Lo mismo ocurre con el pelo recogido en una coleta, que también debe evitarse.

Vídeo: cómo elegir el corte de pelo perfecto para tu rostro

Comparta este artículo:
Anteriormente

¿Qué es el movimiento Slow Food?

Cómo repasar bien para sacar buenas notas

Siguiente

Deja un comentario