Es importante hablar con un profesional cuando las cosas van mal

El estrés, la ansiedad y otros acontecimientos de la vida pueden ser fuentes de malestar en diversos grados. Para remediarlo, siempre es importante expresarlo verbalmente. Confiar en un profesional del sector puede evitar lo peor, como la aparición de ciertos síntomas físicos.

¿Qué es un psicólogo?

El psicólogo es el profesional que estudia el comportamiento, los pensamientos y las emociones de sus pacientes, que pueden ser niños, adultos y personas mayores de ambos sexos. En general, ayuda al paciente a comprender mejor su comportamiento y le propone soluciones para cambiarlo. Utilizan principios y métodos científicos. Los psicólogos actúan en diversos campos y pueden trabajar en hospitales, escuelas, empresas, etc. En general, la profesión de psicólogo sólo puede ser ejercida por un titular de un máster en psicología. Este profesional debería estar incluido en la lista de psicólogos elaborada por la Comisión de Psicólogos.

¿Cuándo consultar a un psicólogo?

Es aconsejable empezar a consultar a un psicólogo online cuando los problemas empiezan a impedir una vida social satisfactoria. Esto afecta tanto a las relaciones profesionales como a las personales. En efecto, en cuanto empiece a sentir alguna molestia o malestar en sus relaciones consigo mismo o con los demás, es mejor iniciar una consulta. Si determinados acontecimientos empiezan a preocuparle, como una ruptura, un deseo, un duelo, un ascenso, una adicción, una mudanza, etc., lo mejor es que hable con un especialista. No es útil dejar que los conflictos internos se formen en tu mente antes de decidirte a hablar de ellos. No espere a que el malestar repercuta en sus relaciones con los demás o, peor aún, las destruya antes de consultar a un especialista. En esta etapa, el apoyo psicológico ya no será suficiente. No es necesario tener una prescripción médica para visitar a un psicólogo. Sin embargo, el médico que lo atiende puede sugerir que el paciente acuda regularmente a un psicólogo.

Leer   Recetas médicas: validez y renovación

Las diferentes funciones de un psicólogo

El psicólogo puede intervenir en diferentes situaciones sociales, en la escuela o en las empresas, pero también en su propia consulta.

Si trabaja en una empresa

Durante las sesiones, el psicólogo analiza su situación desde el principio. Allí, identifica los distintos trastornos antes de proceder al asesoramiento pertinente para su caso. En esta fase, el profesional orientará las soluciones según el tipo y el nivel del trastorno psicológico. A continuación, puede sugerir una psicoterapia de apoyo, una psicoterapia de inspiración psicoanalítica, etc.

En la práctica, las sesiones difieren de un paciente a otro. Un niño no puede expresarse de la misma manera que un adulto. Pueden expresar sus preocupaciones a través de dibujos o juegos. Del mismo modo, una persona mayor que ya no tiene autonomía puede expresar sus problemas mediante gestos o determinados comportamientos característicos.

A través de estas expresiones, el psicólogo escucha y analiza todas las historias y cada una de las expresiones sin juicio moral. De hecho, no intenta conocer toda la vida del paciente, ni verificar la veracidad de su historia. El psicólogo sigue siendo la persona imparcial que se mantiene a la escucha de todo lo que el paciente tiene que decir. Así, el paciente puede expresar sus sueños, pensamientos e incluso imaginaciones sin vergüenza ni tabú.

Si consulta a un psicólogo en línea, puede expresarse libremente a través de sus herramientas de comunicación a distancia. El especialista podrá prestarle siempre la máxima atención. Y para aquellos pacientes que son un poco tímidos, podrán expresarse libremente y sin complejos, ya que no se enfrentarán a su experto.  

Leer   ¿Cómo oler un buen perfume masculino?

Si consulta en otros ámbitos

Pero el psicólogo también puede intervenir en otros ámbitos. En estos casos, puede utilizar todo tipo de métodos científicos propios de la disciplina con la que está familiarizado. Por ejemplo, los psicólogos laborales se encargan de la contratación, la gestión de la carrera profesional o la reclasificación de los empleados en una empresa. En la mayoría de los casos, asisten a las entrevistas de trabajo y sugieren ciertas pruebas. Suelen asesorar a determinados empleados a través de evaluaciones de competencias. Hoy en día, muchos psicólogos del trabajo están especializados en la gestión de riesgos laborales. Se sabe que su experiencia en el análisis de un puesto de trabajo y sus sólidos conocimientos ergonómicos ayudan a los empleados y a la empresa. Pero en las escuelas, el papel del psicólogo es más bien el de ayudar a los escolares, a sus padres o a los profesores a recuperar un cierto equilibrio emocional tras una situación concreta. De hecho, la intervención del psicólogo pretende facilitar el acceso a una mejor escolarización. Sin olvidar el restablecimiento de buenos puntos de referencia para el niño que ha sufrido un trastorno.

Anteriormente

Todo lo que debe saber sobre las mutuas de salud

Si viaja en coche, no olvide atar a su perro

Siguiente