Cocinar el arroz con éxito

Hay tantas formas de cocinar el arroz como variedades -¡y cocineros! Criollo o pilaf, al vapor o cocido en la olla: dependiendo de su gusto y de la receta que esté planeando, el arroz se puede preparar de innumerables maneras. Sin embargo, hay algunas reglas básicas que hay que seguir si se quiere tener éxito. cocinar el arroz.

¿Cuánto?

Por lo general, se recomienda medio vaso de arroz seco por persona, dependiendo de si es la base de su plato o una simple guarnición o incluso un entrante.

¿Qué variedad?

Hay tres tipos principales de arroz: de grano largo (el famoso Basmati pertenece a esta categoría), de grano medio y de grano corto. Luego están los arroces integrales -interesantes desde el punto de vista nutricional pero muy largos de cocinar-, semicompletos o blancos. Para los postres y los risottos se utiliza el arroz redondo. Por último, existen variedades originales y coloridas: arroz salvaje, arroz negro o rojo, arroz de la Camarga, etc. Es usted quien debe elegir, también en función de su receta y su gusto.

arroz basmati

¿Mojado o no?

Algunas variedades deben ponerse en remojo toda la noche antes de cocinarlas. Este es el caso del arroz integral y semicompleto, así como del arroz salvaje y del arroz glutinoso.

  Algunos productos alimenticios con CBD

¿Aclarar o no aclarar?

Es aconsejable lavar los granos en agua fría antes de cocinarlos para eliminar el polvo y el exceso de almidón. Por otro lado, evite enjuagar los granos destinados al risotto o al arroz con leche, ya que es el almidón el que dará la "pegajosidad" buscada en estas preparaciones.

¿Qué tipo de cocina?

- La clásica cocción en agua hirviendo

Esta es la forma más habitual de preparar el arroz, pero hay que vigilar y probar los granos, ya que de lo contrario se puede acabar con un puré pegajoso o, por el contrario, con granos poco cocidos que se agrietan bajo el diente. Poner a hervir una cacerola grande con agua salada, luego verter los granos en forma de lluvia, remover y dejar cocer durante unos diez minutos después de que vuelva a hervir. Escúrralo rápidamente y sírvalo inmediatamente: este es el secreto para que el arroz no se pegue.

- Cocinar por absorción (criollo)

En una cacerola, vierta 1 parte de arroz por 2 partes de agua. Llevar a ebullición y luego bajar el fuego. Tapar la olla y dejar cocer a fuego lento hasta que se haya absorbido toda el agua. Esto no debería llevar más de 20 minutos. Y ahí lo tienes, ¡ya sabes cómo cocinar el arroz a la créole!

- Cocinar a la sartén o al pilaf

Esta es la forma correcta de obtener un arroz sabroso y firme. Calentar un poco de aceite en una sartén y añadir las cebollas picadas. Cuando las cebollas se vuelvan translúcidas (¡no coloreadas!) añade el arroz sin lavarlo primero. Todavía a fuego lento, remover y mezclar el arroz con las cebollas hasta que esté "perlado" (ligeramente transparente). Una vez que el arroz esté perlado, se puede añadir agua (o caldo) a la cacerola, tapar y cocer a fuego lento hasta que se evapore (unos 20 minutos). Pruebe y añada un poco más de agua si es necesario.

  Bebida carbonatada, una solución más saludable

- Al vapor (en la cocina)

Este es un método de preparación muy común en la cocina asiática. En una vaporera u olla arrocera, medir 1 parte de arroz y añadir 1,5 partes de agua. Tarda unos 20 minutos en cocinarse.

- Cocinar en el microondas

¡No, no es una herejía! En ocasiones, el microondas tiene ventajas indudables, como la rapidez y la comodidad, ya que no es necesario vigilar el proceso de cocción. Poner el arroz y el agua juntos en un recipiente apto para microondas de igual volumen. Tapar, meter en el horno y cocinar durante unos 15 minutos.

- El caso especial del risotto

Un poco más largo de hacer, ¡pero tan sabroso! La base es la misma que para un pilaf: calentar un poco de aceite en una sartén grande o en un wok, freír algunas cebollas picadas y añadir el arroz. Una vez coloreado, humedecer con un cucharón de caldo. Removiendo, dejar que se evapore y añadir otro cucharón de líquido. Repetir el proceso hasta que el arroz esté bien cocido, espolvorear con mantequilla y parmesano y servir inmediatamente.

Nutritivo, barato y rápido de cocinar, el arroz merece una buena cocción para acompañar todos sus platos. Con estos consejos, ya no tienes excusa para que se te pase el arroz. Disfrute de su comida.

Comparta este artículo:
Anteriormente

Cuándo desayunar, comer y cenar

10 consejos para eliminar el mal aliento

Siguiente

Deja un comentario