¿Por qué son necesarias varias sesiones de depilación láser?

Ya sea alrededor de la línea del bikini, bajo las axilas o en las piernas, el vello es un enemigo del verano. Afortunadamente, hay varias maneras de deshacerse de ellos, y la depilación láser es una de ellas. Se trata de un proceso de destrucción del bulbo piloso que requiere varias sesiones para lograr resultados óptimos. La cuestión aquí es por qué hay que hacerlo tan regularmente antes de que sea permanente. 

¿Qué es la depilación láser? 

La depilación láser es un principio de fototermólisis selectiva en el que se proyecta un haz de luz sobre el folículo piloso. El objetivo es pulverizar y destruir los bulbos pilosos con pulsos de luz láser para deshacerse del vello para siempre y disfrutar de una vida tranquila.

Además, hay que tener en cuenta que la longitud de onda específica es tal que sólo destruye los bulbos pilosos sin dañar la estructura cutánea circundante. Sin embargo, la depilación láser tarda algún tiempo en ser totalmente eficaz debido a ciertas peculiaridades del ciclo del vello.  

¿Qué es el ciclo del cabello? 

El ciclo del vello, que dura de 4 a 18 meses, se divide en tres fases y determina la eficacia de la depilación láser. 

Fase anágena  

Es la fase en la que comienza el crecimiento del pelo, cuya base está unida al bulbo. Esta fase determina la pigmentación y la longitud del cabello. Dura entre 1 y 3 meses dependiendo del tipo de piel y de la zona. 

Leer   15 consejos probados para maximizar la recuperación muscular

Fase catágena  

En esta fase, el cabello sufre un cambio en su estructura y se desprende gradualmente de su bulbo. Se trata de una fase muy corta del ciclo capilar en la que el pelo atraviesa la piel y deja de crecer. 

Fase telógena 

El cabello, al terminar de crecer, comienza a caerse para dejar espacio a un nuevo cabello. Este es el comienzo de un nuevo ciclo. Sólo dura entre 3 y 6 meses. 

La necesidad de varias sesiones de depilación 

En el proceso de erradicación del vello y su bulbo, es importante que se encuentre en la fase anágena. Esto se debe a que la raíz del pelo contiene melanina, una sustancia que absorbe el láser y también actúa como conductor de la luz.  

Pero se ha demostrado que no todos los cabellos entran en la fase anágena al mismo tiempo. Esta fase es la más activa del ciclo. Por lo tanto, es imprescindible repetir las sesiones para llegar a todos los pelos desde que empiezan a crecer al principio del ciclo. De este modo, el bulbo piloso puede ser destruido eficazmente para obtener un resultado perfecto. Puede notar que después de la primera sesión, los pelos son más finos y crecen más lentamente.  

En cuanto al protocolo a seguir, los resultados esperados sólo son visibles después de 5 a 8 sesiones. Esto implica que el cuerpo respeta el ciclo del cabello de forma adecuada. También es necesario espaciar las sesiones cinco semanas al principio del protocolo, reduciéndolas a medida que se acerca el final del tratamiento.  

Leer   Bebida carbonatada, una solución más saludable

Es posible que tenga que someterse a más sesiones de las previstas para la cara, ya que el tratamiento del vello en esta zona se considera muy delicado. Lo mismo ocurre con la zona del bikini y las axilas, donde las sesiones pueden durar hasta varias semanas en función del rápido crecimiento del vello en estas zonas, a diferencia de las piernas, por ejemplo. Por ello, a menudo se recomienda seguir afeitando la zona del vello para acercarla al bulbo a eliminar. 

Más información: ¿Cuándo se debe consultar a un especialista en ortopedia?

Anteriormente

4 buenas razones para amar el deporte

¿Cuál es la mejor temperatura para dormir?

Siguiente