¿Qué puede hacer para dormir bien por la noche? 10 consejos que le ayudarán a conseguirlo.

Sólo hace falta una mala noche para darse cuenta de que lo importante que es dormir bien Sin embargo, cada vez más personas no pueden dormir por la noche, duermen mal o se despiertan repetidamente. Las consecuencias se dejan sentir rápidamente en el trabajo y en la vida privada: fatiga, irritabilidad, torpeza, pérdida de concentración o incluso problemas de salud, se vuelven crónicas y dolorosas. Sin embargo, hay consejos que te ayudarán a caer en los brazos de Morfeo, disfrutar de él y despertarte sintiéndote bien:

1. Programar su reloj biológico

El primer consejo que podemos darle para establecer un buen patrón de sueño es acostarse y levantarse aproximadamente a la misma hora. Una vez que el cuerpo se asienta en una rutina, es mucho más fácil conciliar el sueño y despertarse en forma sin sentir la más mínima fatiga. Si necesita hacer siestas durante el día, éstas no deben exceder de 15 a 20 minutos. Por último, puede ser interesante llevar un "diario del sueño" para tomar conciencia de los malos hábitos y poder ponerles remedio.

2. Hacer un buen ejercicio

Para dormir bien por la noche, hay que estar cansado y activo durante el día. La actividad física es muy beneficiosa para el sueño. Hacer deporte te permite cuidar tu cuerpo y también liberar endorfinas, una hormona que te hace sentir feliz y relajado. Esto es especialmente beneficioso cuando se tiene un trabajo estresante o de responsabilidad. Correr, nadar o boxear, por ejemplo, puede despejar la cabeza y preparar el cuerpo para una buena noche de sueño. Sin embargo, debe dejar de 3 a 4 horas de descanso después de la sesión deportiva y antes de acostarse. Esto es para evitar demasiados estímulos y excitación que podrían interferir con el sueño.

  Optar por un curso de maquillaje permanente de cejas

3. Elegir la posición correcta

Como norma general, es aconsejable dormir boca arriba, a menos que tenga problemas respiratorios, ronquidos o esté embarazada. Acostarse boca abajo puede provocar dolores de espalda y cuello, mientras que dormir de lado o en posición fetal conduce a una mala digestión y también puede aumentar las arrugas en la cara. Puede ser difícil cambiar los hábitos, pero encontrar la posición correcta y mantenerla ha efectos positivos no sólo en el sueño sino también en la salud a largo plazo.

4. Controla tu exposición a la luz

La luz del día tiene un profundo impacto en nuestro reloj biológico y en nuestro cuerpo. Para dormir bien por la noche, es esencial tener suficiente exposición al sol durante el día, saliendo al exterior en la medida de lo posible o, en la temporada de invierno, utilizando un dispositivo de terapia de luz. En cambio, por la noche, es importante mantener la oscuridad el más completo en su habitación y evitar la luz azul que emiten las pantallas (televisión, teléfono, etc.).

5. Prestar atención a su dieta

Comer ligero antes de acostarse no sólo es interesante desde el punto de vista dietético, sino que también es bueno para el sueño, ya que te evita tener el estómago lleno de digestiones largas y complicadas. También es mejor evitar el alcohol, la cafeína, la teína o el tabaco antes de ir a dormir porque son excitantes, lo que sólo puede ser perjudicial para la relajación del cuerpo y la mente.

6. Crea un ambiente de apoyo en tu habitación

Para dormir bien, es esencial crear un ambiente relajante en el dormitorio. Colores suaves, cambios regulares de aire, una temperatura ni demasiado alta ni demasiado baja y una ropa de cama adecuada son algunos de los detalles que hay que cuidar. No se debe permitir la presencia de mascotas en la cama, ya que pueden traer parásitos, lo que se puede evitar con un funda antiácaros. Además, ten en cuenta que un dormitorio es para dormir y tener intimidad, no para comer, trabajar, llamar por teléfono u otros fines.

  Sillón de masaje durante el embarazo: ¿qué hay que saber?

7. Aprender a relajarse y desconectar

No puedes dormir cuando estás demasiado estresado. Así que tienes que aprender a dejarse llevar y relajarseEsto puede hacerse a través de ejercicios de respiración o mediante un ritual de sueño que se repita cada noche (tomar un baño caliente, escuchar música, beber té de hierbas, etc.). La relajación debe verse como un fin en sí mismo, no como un medio para conciliar el sueño. Una vez que estés totalmente relajado tus ojos se cerrarán solos y estabas durmiendo como un bebé.

8. Uso de aceites esenciales

La aromaterapia, una medicina alternativa cada vez más popular, puede ayudarte a caer en los brazos de Morfeo sin los fuertes efectos secundarios que suelen asociarse a la medicación. La albahaca, la manzanilla, la lavanda, la salvia y la mejorana son algunos de los aceites esenciales más utilizados por sus propiedades calmantes. Sin embargo, tenga cuidado de seguir las instrucciones de uso de cada uno.

9. Saber volver a dormir

Si es importante saber cómo dejar ir a dormirTambién debes saber qué hacer si te despiertas por la noche. En lugar de alterarse y dar vueltas en la cama en busca del sueño, no dude en encender la luz y hacer algo agradable y tranquilo, como leer, antes de intentar volver a dormir. Ten en cuenta que lo más importante es relajarse y desconectar cuando quieras dormir bien o volver a dormir.

10. Consulte a su médico

Si nada le ayuda y el insomnio le corroe, no debe ignorar el problema. Lo mejor en este caso es consultar a su médico. El profesional puede diagnosticar cualquier problema que perturbe su sueño, como la apnea del sueño o el síndrome de las piernas inquietas. Esto también le llevará a prescribir un tratamiento adecuado. También puede aconsejarle que acuda a un psicólogo, si sus preocupaciones son más emocionales.

Espero que estos consejos funcionen y te ayuden a dormir bien. Sólo me queda desearle buenas noches.

Comparta este artículo:
Anteriormente

¿Cómo beber agua del grifo? Precauciones que hay que tomar

Caída temporal del cabello: 4 soluciones eficaces para frenarla

Siguiente