Algunos de los placeres que se pueden encontrar durante una escala en La Habana

Como capital, La Habana guarda algunas sorpresas para el disfrute de sus visitantes. Cuando surja la oportunidad de visitarlo, lo mejor es elaborar un pequeño programa con las cosas que hay que hacer una vez que se esté allí. A modo de sugerencia, he aquí una selección de las mejores actividades que se pueden encontrar en los barrios de la ciudad.

Visitas a lugares clave de la capital cubana

Ni que decir tiene que las visitas son lo primero que hay que hacer cuando se está en la mayor ciudad de Cuba. En cuanto a las plazas, por ejemplo, no faltan: la Plaza de Armas, la Plaza de la Revolución o la Plaza Vieja. Al igual que estos últimos, son lugares emblemáticos y especialmente animados para descubrir durante una estancia en La Habana. Los visitantes y veraneantes pueden disfrutar visitando el Museo del Ron o el chocolate. Estos lugares son famosos por su singularidad y las diferentes cosas que muestran en su interior. En la plaza de San Francisco de Asís, el atractivo reside más bien en la vista que ofrece sobre la ciudad. De hecho, está considerada la más bella de La Habana. Para una expedición urbana, el lugar merece especialmente una visita.

Los momentos de placer que hay que privilegiar durante la estancia

Por supuesto, los intereses de La Habana no se limitan a sus lugares turísticos. Los turistas que eligen la capital cubana para pasar sus vacaciones también pueden disfrutar de otras ocio. Los fumadores, por ejemplo, tienen todo el derecho a exaltar los famosos puros cubanos haciendo una visita a la fábrica Upmann. El verdadero momento de placer durante la visita es cuando se pasa por la tienda para una degustación acompañada de una botella de ron. Este tipo de recorrido es imprescindible durante la estancia en la capital. Con la ayuda de una agencia como Travel to Cuba, por ejemplo, es posible confeccionar una lista de actividades que incluya estos momentos de placer. Otra atracción sin duda interesante son las visitas a la ciudad en coco-taxi. Compitiendo con los coches americanos de la ciudad, estos medios de transporte también destacan.

  Mejor destino: descubrir Islandia de forma diferente

Cosas inesperadas para probar durante su estancia en La Habana

Degustar el mojito, el cóctel nacional, en los mejores bares de la ciudad es sin duda una actividad de ocio ineludible. Es especialmente recomendable para los turistas que quieran sumergirse en el ambiente típico de La Habana en particular y de Cuba en general. Si la aventura está organizada por una agencia como voyage à cuba, por ejemplo, lo mejor es negociar un hueco en el programa de stay in cuba prestige voyages para poder disfrutarla. El único requisito es averiguar la dirección de los mejores establecimientos de la ciudad. En esta nota de degustación, también merece la pena probar un menú de comida callejera. No faltan vendedores ambulantes en las calles de La Habana. Con la información adecuada, es posible encontrar bocados para picar según el saber hacer cubano. Para los gourmets.

Comparta este artículo:
Anteriormente

¿Cuánto hay que gastar en el turismo espacial?

Las mejores plataformas para la abogacía

Siguiente