¿Cómo reparar una fuga de agua en una grifería?

Los sistemas de abastecimiento de agua y de evacuación de aguas residuales de una casa están formados por tuberías que se conectan entre sí mediante accesorios. Con el tiempo, pueden producirse fugas de agua en estas conexiones debido al desgaste natural de la instalación o a una mala ejecución del circuito sanitario.

Si este es su caso, es importante actuar rápidamente para detener el flujo de agua. De lo contrario, su casa corre el riesgo de inundarse con agua, lo que podría provocar más daños. Siga leyendo para saber cómo reparar una fuga de agua en una conexión.

Pasos para reparar un accesorio con fugas

Si no consigue localizar el origen de la fuga de agua, no dude en solicitar la ayuda de un experto en fugas de agua: es el único capaz de localizar eficazmente el origen de la fuga y proponer el método de reparación más adecuado a su situación.

Sin embargo, si consigues encontrar la ubicación de la fuga, cierra rápidamente el suministro principal de agua. Esto es necesario para detener el flujo de agua y facilitar el trabajo de sellado. Una vez hecho esto, prepare los materiales que necesitará, como: guantes de protección, llaves, una nueva junta y un anillo trampa (si es necesario). Asegúrese de seguir estos pasos para asegurarse de que puede reparar una fuga en su conexión.

  Asesoramiento de expertos: detección de fugas en el tejado con generador de humo

En caso de una fuga de agua causada por un accesorio mal ajustado

Si la fuga de agua se debe a un racor metálico mal apretado, tome dos llaves: una para sujetar el racor macho y otra para apretar el racor hembra. ¡Tenga cuidado! Nunca intente apretar el racor con una sola llave. Se corre el riesgo de distorsionar la manguera y empeorar la situación.

En caso de fuga por desgaste de la junta

Si el agua sigue fluyendo después de esta operación, seguramente se trata de una junta mal colocada o desgastada. A continuación, desenrosque el anillo del sifón para comprobar la posición de la junta. Si no es así, colóquelo correctamente en su lugar habitual. Si está desgastado, sustitúyalo inmediatamente por uno nuevo y vuelva a colocar el anillo del sifón. Asegúrese de elegir un modelo compatible para evitar posibles fugas.

En caso de fuga debido a un anillo sifónico dañado

Si la fuga de agua que hay que reparar procede del anillo sifónico (fabricado en PVC), échale un vistazo para comprobar su estado. Si está dañado, compruebe su estado. Si está dañado, cámbielo por un modelo adaptado a su instalación para detener el flujo de agua. No olvide apretar la válvula con una llave inglesa.

Pedir ayuda a un fontanero

Si el flujo de agua que gotea es importante, entonces es muy recomendable que se ponga en contacto con un fontanero o un profesional en la reparación de fugas y solución de problemas del calentador de agua para garantizar una respuesta rápida y eficaz.

  Cómo detener una fuga hasta que llegue el fontanero

Incluso si consigue detener la fuga de agua, su reparación es temporal y simplemente permite volver a utilizar el agua hasta que se llame a un fontanero competente. Este último es capaz de diagnosticar su instalación y proponer una reparación definitiva, ya sea mediante soldadura (en caso de tubería de cobre) o mediante la sustitución de las piezas dañadas (en caso de tubería de PVC).

Antes de cualquier intervención en casa, infórmese del precio de este tipo de intervención. En efecto, el cálculo de un presupuesto para reparar una fuga de agua en una grifería depende de varios elementos como: el profesional contratado, la complejidad del trabajo, la duración de la reparación, la distancia entre su domicilio y el local del fontanero... Prevea un presupuesto de entre 200 y 500 euros para reparar una fuga de agua en una grifería.

Comparta este artículo:
Anteriormente

Las diferentes fugas de agua en los inodoros y su reparación

¿Cuál es la diferencia entre una prueba de paternidad y una prueba de parentesco?

Siguiente

Deja un comentario