¿Qué precauciones hay que tomar antes de iniciar los trabajos de poda de árboles?

La poda es el corte selectivo de las ramas de un árbol. Más concretamente, consiste en librar a la planta de sus ramas superfluas y peligrosas. Se trata de eliminar los chupones, la madera muerta, podrida o dañada. Aunque parezca fácil de realizar, la poda de árboles es una operación compleja y especialmente arriesgada. La poda de un árbol conlleva varios riesgos (por ejemplo, caída de un árbol, electrocución, lesiones graves, etc.). Por ello, para evitar accidentes, es necesario tomar algunas precauciones antes de realizar el trabajo. Hablamos de ello en este artículo. Más información

Comprobar la fiabilidad de los equipos de seguridad

Como habrá comprendido, pueden producirse accidentes mortales durante los trabajos de poda si no se tiene cuidado. Además, es obligatorio utilizar equipos de protección individual (EPI) cuando se realicen trabajos de poda. Este equipo permite al trabajador trabajar en altura con total seguridad. Consiste, entre otras cosas, en un casco de seguridad, gafas y protección auditiva, un traje y guantes resistentes al corte, botas antideslizantes, un arnés de seguridad y varios sistemas de cuerdas.

Sin embargo, no basta con llevar el EPI. Para garantizar la seguridad, el operario debe comprobar primero la fiabilidad del EPI. Si está defectuoso, tendrá que utilizar otro EPI que esté en buen estado.

Determinar el momento adecuado para podar los árboles

La elección del periodo para poda de árboles tiene un impacto considerable en el bienestar del árbol. Para no dañar el árbol, es importante elegir el momento adecuado para realizar los trabajos. Por lo general, esto depende de la especie de la planta, su edad y su entorno. Tradicionalmente, la poda se realiza a finales de otoño o en invierno por razones prácticas. Al haber menos follaje, es más fácil moverse entre las ramas y detectar cuáles hay que cortar. A pesar de ello, es aconsejable llamar a un podador de árboles para este tipo de operaciones.

  ¿Cómo limpiar la válvula EGR de un Opel Corsa?

La poda de invierno también es menos agresiva que la de primavera o verano. Durante el invierno, la savia se concentra en las raíces. Esto significa que sólo se corta una cantidad muy pequeña de savia. Por lo tanto, el árbol mantendrá gran parte de sus reservas.

Afilado y esterilización de herramientas de corte

Es importante la desinfección de las tijeras de podar y de las hojas de la motosierra. Es una forma de evitar la contaminación de las plantas sanas, especialmente si estas herramientas se han utilizado para podar un árbol enfermo.

Además, es fundamental utilizar equipos afilados. Es importante asegurarse de que los cortes sean limpios y rectos para que sanen rápidamente. Esto también evitará que se rompa la fibra de la madera. De nuevo, le animamos a llamar a un podador profesional para evitar dañar sus árboles.

Contratar a un especialista en poda de árboles

Debido a la peligrosidad de los trabajos de poda, es mejor confiarlos a un podador profesional. Además, la intervención de este profesional es beneficiosa a varios niveles. De hecho, la calidad del trabajo que realizará superará con creces sus experiencias. Además, podrá determinar exactamente qué tipo de tratamiento necesitan sus plantas. Por último, se beneficiará de una mayor garantía, ya que el seguro que ha contratado cubrirá cualquier daño que pueda producirse durante el trabajo.

Comparta este artículo:
Anteriormente

La tendencia de las joyas antiguas

¿Cómo hacer un retrato de empresa?

Siguiente

Deja un comentario