Proteja sus plantas en invierno: descubra consejos para mantenerlas vivas

Las temperaturas bajan, los días se acortan y el invierno envuelve con su frío manto nuestras ciudades y campos. Ah, ¡el invierno! ¿Copos de nieve danzantes, chimeneas crepitantes y plantas moribundas? No, no lo haremos. Amantes de las plantas, es hora de armar a vuestras queridas contra el frío. No dejéis que el frío marque el final de vuestra vida. tu jardín o tu frondoso balcón. Descubre todos los consejos que necesitas para proteger las plantas en invierno y verlos renace en primavera.

Conozca las necesidades de sus plantas

En primer lugar, es importante comprender que cada planta tiene sus propias exigencias. Algunas, como las alpinas, soportan el frío sin pestañear, mientras que otras, como las mediterráneas, prefieren las caricias del sol.

Identificación de la resistencia al frío

Para saber cómo actuar, identifique los zona de rusticidad de sus plantas. Estas zonas, determinadas por mapas climáticos, le indican la mejor época para cultivar sus plantas. tolerancia al frío de cada especie. Una vez que hayas hecho los deberes, sabrás si tus protegidos necesitan refugio o si pueden afrontar el invierno al aire libre.

Cómo preparar las plantas para el invierno

Imagínate: mientras tú estás abrigado, tus plantas tiritan fuera. Para evitarlo, existen ropa de temporada también para las plantas

Acolchado y protección

El acolchado es como un pañuelo para las raíces de tus plantas. Utiliza materiales orgánicos como hojas muertas o paja para mantener la tierra caliente. Para las plantas en maceta, considera la posibilidad de envolverlas en vellón de invierno o instalarles un cubre macetas aislante.

Atención personalizada

En invierno, sus plantas no son glotonas. Reduce el riego y deja de abonar. Demasiada agua podría helar y dañar las raíces, mientras que los fertilizantes estimularán un crecimiento inadecuado para la estación.

Plantas en macetas, residentes a los que mimar

Tus plantas en maceta son las más vulnerables cuando el termómetro cae en picado. A continuación te explicamos cómo cuidarlas.

Un movimiento estratégico

Si es posible, traiga sus plantas. Una estancia invernal en un invernadero o en un interior luminoso puede ser para ellos sinónimo de vacaciones de esquí. Si no, acércalos a las paredes de la casa, donde se beneficiarán de un poco más de calor.

La importancia del drenaje

Las macetas deben estar bien drenadas para evitar que se estanque el agua. Es el momento de comprobar que los agujeros del fondo de las macetas no estén obstruidos. A buen drenaje significa pies secos y calientes, incluso en invierno.

Plantas en tierra suelta

Las plantas plantadas directamente en el suelo también tienen sus propios trucos para sobrevivir al invierno.

Un techo contra las heladas

Construir un pequeño refugio con aros y plástico para las plantas más frágiles. Así las aislarás de las heladas y las lluvias excesivas.

El ABC del buen cuidado

A medida que se acerque el invierno, poda las partes muertas o enfermas de tus plantas. Así podrán concentrarse en su salud interna sin malgastar energía en mantener vivas unas ramas condenadas al fracaso.

Errores a evitar

Para que tus esfuerzos den fruto, esto es lo que no debes hacer en absoluto.

Sobreprotección y asfixia

Advertencia protección excesiva puede ser perjudicial. Asegúrese de que sus plantas puedan respirar y de que la humedad no quede atrapada. Permítanos decirle: una planta sofocante es una planta sofocante.

La tentación de calentar

Resista la tentación de calentar en exceso sus plantas de interior. Les gusta un invierno fresco, y demasiado calor podría desorientarlas y debilitarlas.

Primavera, horizonte luminoso

Todo eso está muy bien, pero ¿acaso el objetivo final no es que tus plantas tengan el mejor aspecto posible cuando llegue la primavera? Aquí tienes una muestra de lo que está por venir.

Una recuperación suave

Cuando vuelvan a subir las temperaturas, hay que volver gradualmente a la normalidad. A transición fluida es la clave para garantizar que sus plantas se despierten renovadas.

Despertar los sentidos

Vigila de cerca tus plantas. Las primeras yemas, los nuevos brotes, serán la señal de que el trabajo del invierno ha merecido la pena y de que el ciclo de la vida vuelve a empezar.

Conclusión: Un invierno bien gestionado, un jardín encantado

Queridos jardineros y amantes del verde, el invierno no es enemigo de vuestros espacios verdes; es una estación de descanso, protección y preparación para el resplandor de la renovación primaveral. Pongan en práctica estos consejos y serán los orgullosos testigos de una naturaleza que dormita para florecer. Y no lo olvides: cada inviernola primavera está garantizada. Así que cuida a tus compañeros de clorofila, ¡y nos vemos en primavera para la fiesta de los colores!

 

PREGUNTAS FRECUENTES

 

¿Cómo puedo proteger mis plantas de interior de las temperaturas invernales?

Es esencial mantener las plantas de interior alejadas de fuentes de frío, como corrientes de aire frío cerca de ventanas o puertas. Asegúrate también de mantener una temperatura interior constante, evitando fluctuaciones que pueden ser estresantes para las plantas. En invierno, reduce el riego, ya que las plantas inactivas necesitan menos agua.

¿Qué se puede hacer para proteger las plantas en maceta en el exterior?

Para las plantas en maceta en el exterior, recomendamos acercarlas a la casa o colocarlas bajo un abrigo para minimizar la exposición al frío. También puedes envolverlas en vellón de invierno o rodearlas de burbujas de aire para proporcionarles una capa extra de aislamiento. Recuerda colocar las macetas sobre soportes para evitar el contacto directo con el suelo frío.

¿Debo abonar mis plantas durante el invierno?

En general, el invierno no es la época ideal para abonar las plantas, ya que la mayoría de ellas entran en una fase de letargo y su crecimiento se ralentiza. Es preferible suspender el abonado hasta la primavera, cuando las plantas vuelven a crecer activamente.

¿Cómo cuidar las plantas vivaces en invierno?

Las plantas perennes deben prepararse para el invierno recortando los tallos muertos y cubriéndolas con mantillo para proteger las raíces de las heladas. Utiliza materiales orgánicos como compost, hojas muertas o paja para crear una capa protectora que también mantendrá la humedad y enriquecerá el suelo en primavera.

¿Es necesario regar las plantas durante la estación fría?

Sí, pero con moderación. Aunque las plantas necesitan menos agua en invierno, hay que hidratarlas para evitar que el sustrato se seque por completo. Revise la tierra con regularidad y riegue ligeramente si es necesario, procurando hacerlo durante las horas más calurosas del día para evitar que el agua se congele.

Comparta este artículo:
Anteriormente

Parcoursup: se abre la inscripción para alumnos de secundaria y estudiantes trasladados

Eliminar las manchas blancas de las lentillas: nuestros consejos eficaces

Siguiente