Regalos a empleados: una herramienta de reconocimiento y fidelización en las empresas

En el corazón de una empresa, no son las cifras, los estados contables o los contratos firmados los que marcan la diferencia, sino los hombres y mujeres que la componen. Los empleados son el alma de cualquier empresa y es fundamental reconocer y recompensar su trabajo. Una forma de hacerlo es dándoles regalos. Generalmente toman la forma de vales regalo, vales o bienes y servicios adquiridos por la empresa.

Oportunidades para ofrecer obsequios a los empleados.

Los obsequios a los empleados suelen darse en épocas clave del año o durante eventos especiales. El fin de año es la oportunidad perfecta para regalar a sus empleados. Es un momento en el que el espíritu de generosidad y de compartir está en su apogeo. Asimismo, el inicio del curso escolar puede ser una oportunidad para que la empresa celebre la ocasión ofreciendo vales para ayudar a los empleados con hijos a cubrir los gastos de la vuelta al cole.

Además, durante eventos importantes en la vida de un empleado, como un matrimonio o un nacimiento, la empresa también puede ofrecer un obsequio para conmemorar la ocasión. Esto puede verse como una muestra de reconocimiento y atención por parte de la empresa, que se preocupa por el bienestar de sus empleados.

El aspecto contable de los obsequios ofrecidos a los empleados

Desde el punto de vista contable, los obsequios a empleados generalmente se registran como gastos de personal. Pueden figurar en las cuentas 647 o 648 cuando estén exentos de cotizaciones y aportes a la seguridad social.

En caso contrario, es decir cuando las donaciones estén sujetas a cotizaciones a la seguridad social, podrán figurar en una subdivisión de la cuenta 641, titulada gastos de personal.

Tenga en cuenta que esta distinción entre montos sujetos a cotizaciones sociales y montos exentos es crucial para verificar la base de las cotizaciones sociales. Esta base está declarada en DSN (Declaración Social Nominativa).

Los beneficios de los obsequios para los empleados y la empresa

Más allá del aspecto contable, los obsequios ofrecidos a los empleados pueden tener diversas ventajas para la empresa.

En primer lugar, ayudan a fortalecer el sentimiento de pertenencia a la empresa de los empleados. Un empleado que se siente reconocido y valorado tiene más probabilidades de involucrarse más en su trabajo, ser más productivo y permanecer leal a la empresa.

En segundo lugar, pueden ser una herramienta de motivación. Un regalo, incluso de poco valor, puede ser un excelente incentivo para un empleado.

Por último, los obsequios a los empleados pueden ayudar a mejorar la imagen de la empresa. Una empresa que se preocupa por sus empleados es percibida como una empresa responsable y atractiva, ya sea por sus clientes, sus socios o sus futuros empleados.

Por tanto, ofrecer obsequios a los empleados es una práctica que va mucho más allá de un simple gesto de generosidad. Es una estrategia que puede aportar muchos beneficios a la empresa, tanto a nivel humano como económico.

En definitiva, los obsequios a los empleados son mucho más que un gasto adicional para la empresa. Son una inversión en motivación, lealtad y satisfacción de los empleados. Son una expresión del reconocimiento e importancia que la empresa otorga a sus empleados. Y son, en definitiva, una forma de que la empresa refuerce su imagen y haga valer sus valores.