Zapatos de los años 20: una vuelta a lo retro

Para algunos, los años veinte evocan imágenes de Gatsby el Magnífico, con fiestas extravagantes y atuendos atrevidos. Si bien esto es cierto en parte, cabe señalar que la realidad de la época es un poco más compleja que eso. Hoy vamos a analizar un aspecto concreto del estilo de los años veinte: los zapatos.

La realidad de los años 20

Antes de sumergirnos en el mundo del calzado, echemos un vistazo a cómo eran realmente los años veinte. Contrariamente a lo que mucha gente podría pensar, esta década no fue una época de locura constante y fiestas escandalosas. De hecho, fue una época de grandes cambios sociales y culturales. Las mujeres estaban cada vez más presentes en la escena pública, y las antiguas modas victorianas conservadoras daban paso a estilos más libres y relajados.

En este contexto hay que entender el estilo de los zapatos de los años veinte. Las mujeres de esta época buscaban zapatos que reflejaran su nuevo espíritu de independencia y modernidad.

Los zapatos de la época

¿Cómo eran exactamente los zapatos de los años veinte? Bueno, para empezar, eran planos. Sí, has leído bien. Los tacones altos no estaban precisamente de moda en aquella época. Esto puede parecer sorprendente, sobre todo si se piensa en la imagen moderna de los años veinte como una época de glamour y extravagancia.

Pero en realidad, la elección del zapato plano era en gran medida una cuestión de practicidad. Las mujeres de la época llevaban una vida cada vez más activa, y los zapatos planos eran sencillamente más cómodos para caminar y bailar.

Por otra parte, los zapatos de los años 20 eran más a menudo cerrado con correas. Este sistema de sujeción por correas era muy popular en la época. Las correas añadían un toque de sofisticada elegancia a los zapatos y permitía cierta variedad en el diseño.

Errores comunes

Ahora que ya tiene una idea de cómo eran los zapatos en los años veinte, es hora de desmentir algunos mitos. Uno de los mayores malentendidos se refiere al uso de zapatos de tacón alto. Como ya hemos dicho, los zapatos de tacón alto no eran precisamente comunes en aquella época. Esto puede parecer extraño, sobre todo si se tiene en cuenta la imagen moderna de los años veinte como una época de glamour y extravagancia.

Otro cliché que hay que evitar es la idea de que todas las mujeres de los años veinte llevaban vestidos de flecos con zapatos a juego. En realidad, los vestidos con flecos eran un símbolo de lujo y no todas las mujeres los llevaban. Los zapatos, en cambio, solían ser sencillos y prácticos, reflejo del espíritu independiente y moderno de la época.

¡Volvemos a 1920!

Los años veinte fueron una época de cambio y modernidad. Los zapatos de la época reflejaban este espíritu con su diseño sencillo y plano y su elegante cierre de correa. Así que, la próxima vez que asistas a una fiesta temática de los años 20, recuerda dejar los tacones altos en casa y elegir en su lugar un par de elegantes zapatos planos. Al fin y al cabo, el diablo está en los detalles, y un par de zapatos auténticos puede marcar la diferencia entre un disfraz que se mantiene y otro que se limita a perpetuar los tópicos.

Comparta este artículo:
Anteriormente

Fotografía y descripción: ¿cómo puede mostrar su coche para una venta rápida online?

La auditoría patrimonial: una herramienta esencial para gestionar mejor su patrimonio

Siguiente