Persianas abatibles : ¿Aluminio o PVC?

La elección de un obturador no es trivial, sobre todo cuando nos encontramos con una amplia oferta de modelos en el mercado. Para hacer la mejor elección, primero hay que saber para qué se utiliza realmente. Es un elemento que tiene varias funciones, a saber, el oscurecimiento, el aislamiento (acústico y térmico), pero también, y sobre todo, la prevención contra las intrusiones externas. Este año, las persianas de aluminio y de PVC siguen siendo las primeras en el mercado. Ambos materiales responden a necesidades muy específicas, especialmente en términos de estética y seguridad. Ahora son los modelos preferidos para diferentes estilos de vivienda, y hay varias razones por las que debería elegirlos para dar a su hogar un escaparate.

Una elección que puede hacerse en función de las necesidades

¿Una persiana de aluminio o de PVC? Esa es la cuestión. La competencia entre los dos modelos es feroz, pero hay que tener en cuenta algunos puntos para hacer la elección correcta. El aluminio, por ejemplo, es un material por excelencia, es ligero, maleable, muy resistente y también respetuoso con el medio ambiente. El PVC, en cambio, es muy fácil de mantener, estético y resistente a la putrefacción. Además, si quiere optar por un modelo ergonómico y capaz de perdurar en el tiempo, una persiana de aluminio es una buena opción. Por otro lado, si quiere apostar por la estética y la practicidad, puede optar por una persiana de PVC. Sin embargo, estos no son los únicos factores a tener en cuenta. ¿Cómo elegir las persianas adecuadas? Una persiana también debe ser capaz de ofrecer una excelente insonorización, que proteja del ruido exterior. Los modelos de aluminio son los más conocidos por ello. Dependiendo del estilo arquitectónico de la casa, las persianas también deben ser adecuadas. En este sentido, el PVC promete ser el compromiso adecuado para enfatizar el aspecto del diseño.

  Aserrado rotatorio en beneficio del público

Instalación: ¿qué técnica elegir?

La instalación de una persiana de láminas es más sencilla que la de una persiana enrollable. Sin embargo, este paso implica tener en cuenta algunas precauciones para que éste pueda abrirse y cerrarse correctamente. Para evitar dañar las nuevas persianas, es mejor dejar este paso a un profesional calificado. Este último seguramente tendrá los conocimientos, pero también los materiales necesarios para llevar a cabo esta operación. Hay que tener en cuenta que existen diferentes formas de instalar las persianas. La eficacia de la instalación dependerá de la efectividad de la persiana, así como de su durabilidad en el tiempo.

Por ejemplo, la instalación de una persiana puede hacerse con las bisagras existentes, donde ya no es necesario enlucir. Esto también puede hacerse mediante un sellado químico, si se van a instalar nuevas bisagras. En el caso de las persianas de aluminio, pueden instalarse en un premarco que está a la espera de recibirlas. También se puede reducir el coste de la instalación si sólo se retoman las falsas líneas de plomada del marco.

Comparta este artículo:
Anteriormente

Mirar el smartphone en la oscuridad puede dejarte temporalmente ciego

¡Reduce tu cabello para sentirte mejor!

Siguiente