Regalos para empleados: una herramienta de reconocimiento y fidelización en la empresa

En el corazón de una empresa, no son las cifras, los balances o los contratos firmados los que marcan la diferencia, sino los hombres y mujeres que la componen. Los empleados son la piedra angular de cualquier empresa, y es esencial reconocer y recompensar su trabajo. Una forma de hacerlo es dándoles regalos. Suelen consistir en cheques regalo o en bienes y servicios adquiridos por la empresa.

Las ocasiones adecuadas para hacer regalos a los empleados

Los regalos para los empleados suelen hacerse en momentos clave del año o en ocasiones especiales. El final del año es un momento ideal para hacer un regalo a sus empleados. Es una época en la que el espíritu de generosidad y de compartir está en su apogeo. Del mismo modo, el comienzo del nuevo curso escolar puede ser una oportunidad para que la empresa marque la ocasión ofreciendo vales para ayudar a los empleados con hijos a hacer frente a los gastos de la vuelta al cole.

Además, en ocasiones importantes de la vida de un empleado, como una boda o un nacimiento, la empresa también puede ofrecer un regalo para celebrar la ocasión. Esto puede verse como una muestra de reconocimiento y atención por parte de la empresa, que se preocupa por el bienestar de sus empleados.

El aspecto contable de los regalos de los empleados

Desde el punto de vista contable, los regalos a los empleados se incluyen generalmente en los gastos de personal. Pueden figurar en las cuentas 647 o 648 cuando están exentos de cotizaciones a la Seguridad Social.

  Encontrar un fontanero en el cantón de Friburgo

En caso contrario, es decir, cuando los regalos están sujetos a cotizaciones sociales, pueden figurar en una subdivisión de la cuenta 641, denominada gastos de personal.

Tenga en cuenta que esta distinción entre importes sujetos a cotización a la Seguridad Social e importes exentos de cotización es crucial para verificar la base de cotización a la Seguridad Social. Esta base se declara en la DSN (Déclaration Sociale Nominative).

Las ventajas de los regalos para los empleados y la empresa

Más allá del aspecto contable, los regalos de los empleados pueden tener una serie de beneficios para la empresa.

En primer lugar, refuerzan el sentimiento de pertenencia de los empleados a la empresa. Un empleado que se siente reconocido y valorado tiene más probabilidades de implicarse más en su trabajo, ser más productivo y permanecer fiel a la empresa.

En segundo lugar, pueden ser una herramienta de motivación. Un regalo, aunque sea pequeño, puede ser un excelente incentivo para un empleado.

Por último, los regalos a los empleados pueden contribuir a mejorar la imagen de la empresa. Una empresa que cuida de sus empleados es percibida como responsable y atractiva, ya sea por sus clientes, socios o futuros empleados.

Ofrecer regalos a los empleados es una práctica que va mucho más allá de un simple gesto de generosidad. Es una estrategia que puede reportar muchos beneficios a la empresa, tanto en términos humanos como financieros.

En definitiva, los regalos para empleados son mucho más que un gasto adicional para la empresa. Son una inversión en la motivación, la lealtad y la satisfacción de los empleados. Son una expresión del reconocimiento y la importancia que la empresa concede a sus empleados. Y, en última instancia, son una forma de que la empresa refuerce su imagen y afirme sus valores.

  ¿Cómo organizar un evento profesional?
Comparta este artículo:
Anteriormente

¿Por dónde empiezo a aprender a tocar el piano?

El jabón de Marsella en detergente en polvo: guía práctica

Siguiente